martes, 12 de agosto de 2014

ROBIN WILLIAMS


Creo que a todos se nos enciende una chispilla cuando vemos alguna película de Robin. A través de sus papeles era capaz de transmitir su magia y tocarnos la fibra más sensible, los sentimientos.  


Uno de mis sueños era poder verle sonreír en persona. Ahora solo me quedará ir a Nunca Jamás..